Filesonic, cuyas sedes están en Reino Unido y Hong Kong, no ha emitido un comunicado sobre su bloqueo de contenido para compartir.

Sin embargo, los clientes que visitan el sitio son recibidos con un mensaje que indica simplemente: 'Toda la funcionalidad de Filesonic para compartir está ahora inhabilitada. Nuestro servicio sólo puede ser usado para cargar y recuperar archivos que usted haya cargado personalmente'.

Reacción en cadena

El cierre de Megaupload la semana pasado ha creado una enorme reacción en toda la internet.
El Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI) señaló que el sitio, que tenía unos 50 millones de visitantes diarios, era dirigido por individuos comprometidos en una 'conspiración de chantaje sistematizado' y 'conspiración para violar derechos de autor'.

Megaupload se ha defendido diciendo que los poseedores de derechos de autor tienen mecanismos que permiten la remoción de violación de contenido, y que en el sitio se compartía material legítimo.

Uploaded.to, que ofrece un servicio en el que quienes cargan contenido pueden recibir dinero dependiendo de cuánta gente descarga sus archivos, permanece completamente operativa, pero los visitantes de EE.UU. ya no tienen acceso a sus servidores.

Otros servicios llamados 'casilleros digitales', como Rapidshare, basado en Suiza, se han defendido señalando sus medidas contra la piratería.

Un portavoz de Rapidshare dijo al sitio de noticias tecnológicas Ars Technica que no estaba 'preocupado ni asustado' por el cierre de Megaupload.

Fuente: http://descargasyhacks.blogspot.com/