Buscar este blog

Cargando...

Consolas 2012

En un escaso ejercicio de adivinación, vamos a hacer un pequeño repaso a las novedades de hardware, consolas o dispositivos jugables (como queráis llamarles), que van a llegar a las tiendas en 2012, año que viene cargadito de malos augurios desde que hace casi 5.000 años los Mayas dijeran que el 21 del 12 del 12 todo se iría al carajo.

Por suerte, como no dejaron muy claro en qué consistiría eso de irse al carajo, vamos a imaginarnos que el apocalípsis es una manera algo catastrofista por parte de los Mayas de hacer referencia a la abrupta llegada de una nueva generación de consolas y plataformas de juego.

Así que sin más dilación, y con vuestro permiso, vamos a enumerar las claves del las máquinas que aterrizarán en 2012: PS Vita, Wii U, Android, iOS, ¿Xbox 720?, ¿PS4?

Nuevas máquinas... y otras que mejoran

En el apartado de las nuevas consolas que sí saldrán a la venta, sólo podemos poner la mano en el fuego por dos que tienen confirmada su presencia en el mercado: se trata de Wii U (¿sólo en Japón?) y PS Vita. Una es una consola de sobremesa y la otra portátil. Una tiene una pantalla táctil integrada en su mando y la otra es una evolución de PSP, doblemente táctil, con la mirada puesta en el universo gamer y, también, en el mercado de los smarthphone y tablets que últimamente se están haciendo con una porción importante del mercado.

Pero cuidado, no sólo aparecen dos nuevas consolas, sino que otras plataformas de juego evolucionan para hacerse un hueco mayor del que ya disponen. Se trata de los tablets y smartphones Android con Tegra 3 y Apple con sus dispositivos con chip A6.

La nueva portátil de Sony aparece en un mercado muy distinto al que había en 2005 cuando su PSP sólo tenía como competidor a Nintendo con su DS. Ahora, las cosas han cambiado y existen dispositivos que están comiéndole terreno al mercado tradicional de consolas portátiles. Los juegos se han simplificado mucho (Angry Birds por ejemplo), el concepto táctil ya es casi una obligación que se le exige a todo tipo de dispositivos y la distribución digital de software es la principal fuente de ingresos.

Con este panorama, Sony ha tenido el acierto de diseñar una máquina que inspira gran parte de sus cualidades en este nuevo mercado: conectividad permanente (3G/WIFI), pantalla táctil (delantera y trasera), cámaras de fotos, aplicaciones sociales y tienda de descargas para acceder a los juegos de manera rápida y práctica.

Está por ver si la política de precios se ajusta a lo que se oferta en el mercado (Android Market o App Store) o si Sony seguirá anclado en un modelo más tradicional de juego completo cerrado con un precio superior a los 40 euros. De todos modos, los primeros datos que nos llegan desde Japón (sonde PS Vita ya está a la venta), indican que la tienda digital está superando en ventas al formato físico, por lo que el cambio parece estar produciéndose (cosa que no ocurrió con PSPgo) una vez que PSN ha alcanzado su madurez.

Técnicamente PS Vita destaca por su poder gráfico que le permite tener juegos como Uncharted realmente potentes y que son un reclamo irrechazable a la hora de decantarse hacia un dispositivo portátil de juego como el diseñado por Sony. Esto le diferencia de su competencia (iOS y Android), que por el momento no pueden toserle aunque hacen esfuerzos por conseguirlo.





A favor: sobre el papel, Sony ha conseguido la cuadratura del círculo ofreciendo lo mejor de dos mundos tan distintos como el de las consolas portátiles tradicionales y los smarthphones y tablets. Las dos superficies táctiles son un acierto y la conectividad 3G puede permitirnos que vayamos a todos los sitios dispuestos a compartir un juego, una puntuación o una foto. Encima, técnicamente promete ser una máquina increíble con desarrollos que (según Sony) pueden hacerle sombra a los de sobremesa.

 En contra: está por ver si su apuesta por dos terrenos tan distintos como el de las consolas tradicionales y el entretenimiento multiusos de smartphomes y tablets le coloca en un lugar destacado o en tierra de nadie. Sony apuesta por una máquina que vale para todo, pero que no cuenta con algunas ventajes de sus competidores los tablets, como es el tamaño (y orientación) de pantalla y la facilidad para hacer todo tipo de tareas secundarias, y simultáneas, como escuchar música, ver películas, navegar por Internet, leer libros, etc.


Nintendo afirmó al presentarla en el pasado E3 que llegaría en 2012 con una apuesta que para todos es, a día de hoy, una incógnita. Este nuevo modelo significa el regreso, por fin, de la compañía a las plataformas gamers gracias a un potencial gráfico que ya permite resoluciones HD. Está por ver si esta nueva generación alcanza y supera sobradamente a PS3 y Xbox 360 o se trata de una simple puesta a la altura para evitar su encasillamiento en el mercado casual.

El mando es uno de sus grandes atractivos de Wii U y la piedra angular de la presentación que vivimos en directo en el E3. Con una pantalla colocada en todo el centro del pad, promete (según sus creadores) revolucionar la forma de jugar con ciertos desarrollos, amén de servirnos de pantalla principal cuando la tele plana del salón está ocupada con el Disney Channel.




A favor: la reorientación de la máquina (Wii U es compatible con Wii y todos sus periféricos) hacia un mercado mucho más enfocado a los jugadores tradicionales pero que, a la vez, no se olvida del éxito de Wii. Así, Nintendo avala la llegada de gran cantidad de juegos propios y, para esta plataforma, se está rodeando de liciencias mucho más atractivas para los gamers como Assassin's Creed, Metal Gear, Silent Hill, Resident Evil, etc. También tiene como positivo el mando de la consola que puede ser verdaderamente original en su utilización dentro de los juegos.

 En contra: si el apartado técnico/gráfico de Wii U es una sensible mejora de lo que ya pueden hacer PS3 y Xbox 360, cuando estas plataformas den el salto a una nueva generación la brecha puede ser demasiado grande. Además, está por ver el uso que se le da al mando y el valor añadido que podemos recibir en ciertos juegos respecto de las versiones para otras plataformas. Como siempre, la diferencia estará en el software, en los juegos.

Nvidia se está tomando muy en serio el poder gráfico de los nuevos dispositivos Android y ya en los primeros meses de 2012 legarán los tablets y smartphones con Tegra 3 y sus cuatro núcleos, que prometen rendimientos gráficos realmente sorprendentes para unas plataformas que, en principio, no nacieron con vocación de consola de videojuegos.

Con Tegra 3 en el mercado, el potencial de juego de los tablets y smartphones Android se multiplica espectacularmente, lo que le hace ser un competidor a tener en cuenta frente al poder establecido por las consolas portátiles de toda la vida. Eso sí, el control táctil de esos juegos, que muchos detestan por no estar completamente afinados, empieza a ser un aspecto mimado por los desarrolladores y, de hecho, ya es posible conectar ciertos mandos USB e inalámbricos para disfrutar de nuestros juegos favoritos sin necesidad de tocar la pantalla. ¿Pero para qué sirve un tablet con un pad? Dejaría de ser un dispositivo portátil... ¿no?

Pues sí y no, por que la siguiente jugada que tiene en mente Nvidia (y Google) es que estos nuevos tablets no sólo ataquen al segmento de las consolas portátiles, sino que también lo hagan a las de sobremesa. Y es que dos de los puntos fuertes de estos tablets es que la mayoría disfrutarán de salidas HDMI para conectarlos a la TV para jugar a 1080p y, ¡¡ojo!!, permitirá el juego en 3D. Es decir, lo mejor del mundo portátil y de sobremesa en nuestra mano para llevar a cualquier sitio nuestros juegos favortitos

Por tanto, Tegra 3 será un salto muy importante en el intento de Google (con Android) y Nvidia (con Tegra 3) por convencer al mundo de que sus dispositivos pueden suplir por completo el terreno que ocupan las consolas portátiles tradicionales... ¿y las de sobremesa?




 A favor: la plataforma Android y Tegra no está sujeta a generaciones de dispositivos tecnológicos que se renuevan cada 5 ó 6 años, sino que lo hace periódicamente cada 12 meses... o menos. Esta es una clara ventaja respecto de sus competidores de Nintendo y Sony que muy pronto verán cómo estos dispositivos portátiles superan en prestaciones gráficas y, sobre todo, de manejo y accesibilidad en tareas secundarias a 3DS y PS Vita.

 En contra: la ventaja que supone una renovación tecnológica cada año tiene el inconveniente de los precios que hay que pagar por ese desarrollo desenfrenado. Y es que un tablet o un smartphone con Tegra 3 de los que saldrán a partir de enero de 2012 no bajan de los 450-500€, lo que supone un desembolso muy superior al de una consola como Nintendo 3DS (169€) o PS Vita (250-300€).

Apple fue el verdadero responsable del lío de plataformas móviles que inundan hoy el mundo. Primero fue iPhone en el verano de 2007 y luego más tarde, en 2010, el flamante iPad. Desde entonces, tablets y smartphones han cambiado radicalmente la manera de hacer cientos de tareas y una de ellas es, precisamente, jugar.

La nueva generación de iPad (con el permiso de la siempre hermética Apple) que se prevé para el primer trimestre de 2012 mejora notablemente el ya de por sí poderoso chip A5 que viene montado en los iPad 2 y iPhone 4S. Con el futuro A6, el iPad 3 gozará de cuatro núcleos (presumiblemente) y la llamada pantalla Retina Display tendrá una resolución que podría alcanzar los 2.048x1.536. Una auténtica burrada si tenemos en cuenta que se trata de un dispositivo portátil de 9'' y con más resolución que la TV plana más grande del mercado.

Al igual que Tegra 3 y Android, uno de los nuevos objetivos de Apple es asaltar nuestros televisores dejándonos conectar nuestro tablet, o smartphone, gracias a un adaptador HDMI. Así, podremos disfrutar de juegos a 1.080p (de hecho, ya es posible con algunos títulos de la App Store) y controlarlos gracias a nuestro iPhone, que ejerce las labores de mando (táctil) inalámbrico. Evidentemente, y a diferencia de los Android que llevan Tegra 2 y 3, el control sigue siendo el talón de Aquiles de la plataforma iOS ya que a día de hoy no existe una alternativa clásica (pad de control) al concepto táctil que inunda el 100% de sus desarrollos.




 A favor: Apple ha logrado ser el líder en el segmento de los tablets y, gracias a las muchas opciones de juego que hay en la App Store, es la apuesta más segura en cuanto a cantidad y calidad. Normalmente, los juegos suelen salir primero en iOS y luego en Android. En cuanto al hardware, Apple garantiza una renovación tecnológica todos los años y un funcionamiento perfecto dentro de un sistema operativo que, con cada nueva versión, gana en prestaciones.

 En contra: Pues al igual que en el caso de Android y Tegra 3, esta evolución constante es un ataque directo al bolsillo del consumidor que ve cómo su inversión ha quedado obsoleta a los pocos meses de gastarse el dinero. Hay que tener en cuenta que si eres de los que se compran un tablet y no lo cambian fácilmente, a los dos o tres años tanto Apple como Google ya se encargan de que lo hagas por la vía de la actualización forzosa del sistema operativo (por ejemplo, obligando a tener un dispositivo compatible iOS 5, lo que deja fuera al iPhone 3G de 2008).

Xbox 720 y PS4: ¿realidad o ficción?

En el apartado de lanzamientos futuribles están los dos nombres más esperados de los últimos cinco años: Xbox 720 y PS4. Se trata de la nueva generación de consolas de sobremesa, que son las que van marcando realmente el camino de las evoluciones, y revoluciones, de los videojuegos.

Xbox 720 y PS4 están en mente de todos y hay muchos rumores que apuntan a un anuncio, más que a un lanzamiento. Sony y Microsoft están cebando ya el hype y muy posiblemente el próximo E3 sea el lugar en el que unos y otros empiecen a mover ficha. Y es que lo único que está claro es que estas dos máquinas (720 y PS4) no saldrán en 2012.

2011 fue un año en el que aparecieron muchos rumores sobre el desarrollo de estas dos plataformas pero ninguno ha sido confirmado oficialmente. Es lógico pensar que cuando el río suena, agua lleva, pero con el entorno económico que vivimos y el esfuerzo de inversión que supone el lanzamiento de dos nuevas máquinas, mucho nos tememos que a lo más que llegaremos en 2012 será al anuncio oficial de que tanto Xbox 720 como PS4 están en desarrollo. Y ya. Nada más, salvo una fecha estimada de lanzamiento que no debería ser inferior a los dos años.

Es decir, Microsoft y Sony nos dirán que ya están desarrollando sus nuevas plataformas pero dejarán que tanto Xbox 360 como PS3 vayan quemando etapas ahora que son un buen negocio, que el precio de las máquinas es bastante asequible y que tanto Kinect como PS Move se han asentado en las tiendas y, lo más importante, en el subconsciente colectivo como opciones de juego fiables.

Lo que está claro es que 2012 será un año crucial para conocer si algunas predicciones apocalípticas tienen razón de ser. Y es que por escuchar, hemos escuchado cosas tan raras y rocambolescas como la de una posible unión entre Microsoft y Sony para desarrollar la futura generación de consolas. ¿Sería a eso a lo que se referirían los Mayas? ¿Creéis que hay algo más apocalíptico que la unión de Xbox y PlayStation?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...