Buscar este blog

Cargando...

¿Que es un donativo?

Todos sabemos que significa una donación en el acto, a diferencia de una limosna, la donación se distingue de ser una regalía (premio o recomepensa), es una manera organizada de apoyar un bien comun a través de diferentes organismos que apoyan de manera gratuita a una Institución.


Significa: “Traspasar graciosamente, es decir sin premio ni recompensa alguna, a otra algo o el derecho que sobre ello tiene”. Este traspaso va desde una moneda hasta algo de mayor valor como un bien inmueble e, incluso, sangre y órganos. Cada país y cultura tienen su propia expresión de generosidad en términos de sus hábitos y valores, sus leyes e instituciones.

Detrás de cada donativo existe la libertad de los ciudadanos para, en lo individual y lo colectivo, dar o ceder sus bienes a personas e instituciones o respaldar causas y movimientos sociales bajo el entendido de que son actividades lícitas y orientadas al bien común. Esta libertad responde a valores, convicciones e intereses que ligan a los ciudadanos con causas sociales o particulares.



Tres serían los valores presentes en las organizaciones solidarias: generosidad, solidaridad y responsabilidad social, cuyo significado es pertinente exponer mínimamente.

Generosidad: El dar presupone un desprendimiento generoso de la riqueza o de algo que tiene un valor personal con el fin de apoyar con desinterés. “La generosidad es defender los intereses del otro, pero no porque estos sean míos; es defenderlos aun cuando no sean los míos, no porque yo pueda sacar provecho de ello, sino para que sea el otro quien lo saque.”

Solidaridad: La solidaridad se define como la adhesión a una o varias causas, es defender los intereses del otro, porque estos son también –directa o indirectamente– los míos. A diferencia de la generosidad, la solidaridad por lo general tiene un componente de interés ideológico y/o de preocupación social que implica cooperar y trabajar en lo que interesa o se considera necesario apoyar.

Responsabilidad social: La globalización –con sus procesos de comunicación e información–, el deterioro y las catástrofes ambientales, las enfermedades como el sida y el hambre, entre otros ejemplos, son algunos de los factores que han despertado la conciencia de que nuestra comunidad no solo es la local o la nacional; ahora es la global: somos parte de los problemas y de su solución. En esta dimensión ya no opera la moral de la convicción como es el caso de la solidaridad, sino como “contrapartida de la ‘moral de la irresponsabilidad’. Porque el que intente eludir la realidad […] practica una moral de la irresponsabilidad, que a la larga acaba pegándose […] [ya que no] siempre es el irresponsable quien paga las malas consecuencias, sino otros más débiles”.    Fuente: www.profeco.gob.mx



"Ellos tendran una vida aún más difícil de la que podemos tener ahora, hay que ayudarlos para que siembren en su corazón que unidos podemos hacerlo todo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...