Buscar este blog

Cargando...

¿Cuáles son las componentes de un seguro?

La cosa asegurable:
Es el elemento que corre el riesgo, el objeto del seguro.
Pueden ser:
- Bienes materiales.
- La vida o integridad (física o intelectual) de una persona.

El riesgo:
Es una amenaza de pérdida o deterioro que afecta a bienes determinados o a derechos específicos como la vida, la salud o la integridad física e intelectual de un individuo.

La prima:
Es el “Precio del Seguro”. Es el costo que se debe pagar por asegurar la cosa contra el riesgo. Este pago generalmente se estipula en términos anuales, aunque puede convenirse de otra forma (mensual, trimestral, semestral, todo de una vez).
La prima depende entre otros aspectos de la frecuencia o probabilidad de ocurrencia de un siniestro determinado.

La póliza:
Es el documento en que se establece por escrito las condiciones del contrato de seguro.

El asegurado:
Es la persona o bien sobre la que recae la cobertura del seguro. En el caso que la “cosa asegurable” sea la vida o integridad de una persona, esta última será “el asegurado”.

El contratante:
Persona natural o jurídica que ha firmado un contrato de seguro, comprometiéndose a pagar el precio (prima) que el asegurador cobra por la prestación. No siempre el contratante y el asegurado son la misma persona. Esto sólo ocurre si el contratante ha tomado el seguro para sí mismo.
Es importante aclarar que en el caso que el contratante y el asegurado no sean la misma persona, debe existir un interés real del contratante de evitar riesgos sobre la persona o cosa asegurada (por ejemplo, pueden ser cónyuge, hijos, etc.)

El beneficiario:
Persona natural o jurídica, que ha sido designada por quien contrata el seguro para recibir la indemnización pactada en caso de producirse un siniestro.

El asegurador:
Es la empresa que asume el riesgo de la ocurrencia de un evento. Dependiendo de si el riesgo afecta a personas o bienes materiales, se trata de Compañías de Seguros de Vida o Compañías de Seguros Generales.

Las coberturas:
Son los riesgos que asume el asegurador (pueden ser uno o más) y que se describen en la póliza. Por ejemplo, incendio y sismo corresponden a distintos riesgos y por lo tanto, son dos coberturas. La indemnización se realiza sólo si los eventos o siniestros tienen cobertura.

El deducible:
El asegurador puede asumir todo el riesgo o compartir el riesgo con el asegurado. La parte del riesgo que asume el asegurado se denomina deducible. En ciertos seguros el deducible puede ir variando en el tiempo.

La indemnización o capital asegurado:
Es la suma de dinero que el asegurador se obliga a pagar al asegurado, en caso de la ocurrencia de un siniestro y según las condiciones señaladas en la póliza.

¿Qué tipos de seguros hay?
En teoría se puede asegurar casi cualquier cosa. Entre los más comunes encontramos:
- Los que cubren bienes materiales como auto, casa, etc. (Seguros Generales).
- Los que cubren el riesgo de fallecimiento de las personas (Seguros de Vida).
- Los que cubren gastos asociados a eventos de salud de alto costo y accidentes (seguros catastróficos de salud).
- Los que tienen una componente de ahorro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...