Buscar este blog

Cargando...

¿Arte como negocio?

Muchos lectores supieron del problema que tuvo la agrupación Cirko de Mente, fundada en 2004 por Andrea Peláez y Leonardo Constatini, con el Museo Diego Rivera Anahuacalli. En ese entonces Cirko De Mente abrió Karpa de Mente, el espacio multidisciplinario de arte circense en el estacionamiento del Anahuacalli, hasta entonces “utilizado inapropiadamente como basurero de la colonia”. Se logró rentar el espacio y construir un centro activo, con una carpa de circo y un teatro que, a siete años de distancia, es uno de los principales centros de circo contemporáneo del país con renombre internacional.

Proyecto Fibonacci

Cirko de Mente es una compañía no sólo innovadora, sino con gran formación cultural e intelectual, muy lejos de la risotada burda a la que nos tienen acostumbrados en este país. El nombre de uno de sus proyectos más exitosos, Proyecto Fibonacci, de 2007, lo dice todo. El eje fue la secuencia Fibonacci, descubierta por el matemático italiano del mismo nombre en el siglo XIII. Gracias a ella [0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21…] se produce el número áureo o proporción áurea tan presente en la pintura y en la naturaleza (como en los caracoles). La primera etapa de este proyecto se realizó con 7 Doigts de la Main, compañía de circo contemporáneo de Montreal. Todos somos Roger… y Regresa a mis pies, piezas recientes, se hicieron con Juan Ramírez, miembro de Onírico Danza Teatro del Gesto. También se ha presentado, en la Karpa de Mente, el Moduteatro Alfred Jarry. Esta compañía de excelencia ha viajado por todo México y compartido escenario con las mejores agrupaciones internacionales de circo contemporáneo. Uno de sus ejes es la búsqueda de lazos solidarios entre las culturas.

Talleres de arte circense

El Centro de Creación, Formación y Difusión de las Artes Circense fue puesto en marcha en el mismo estacionamiento Anahuacalli, donde funcionó los últimos tres años. Ahí se impartieron talleres de iniciación a la acrobacia y la equilibrística, malabares para niños y niñas, flexibilidad y creación de danza aérea, entre otros. Una de las últimas actividades, el 14 de marzo pasado, fue la conferencia sobre el clown moderno y la conciencia libre del payaso. Durante todo abril los talleres se seguirán impartiendo en el Anahuacalli en la calle Museo 150, colonia San Pablo Tepetlapa, Coyoacán. Para obtener informes consúltese la página web de Cirko de Mente: http://www.cirkodemente.com.mx/kompania.htm o enviar un correo a cirkodementeac@gmail.com

No me gusta dar cuentas

Desafortunadamente las autoridades del museo dieron por terminado el contrato el 15 de marzo pasado. Ahora el Cirko de Mente busca otro espacio. En carta pública —y después de convocar a una semana de funciones de apoyo—, se consignan los siguientes hechos: “‘Arte no es arte, si no es negocio’… éste fue el argumento a partir del cual Carlos Philips, director del Fideicomiso Dolores Olmedo, concluyó definitivamente la relación con Cirko de Mente […] después de haber reunido más de mil firmas […] y de haber ofrecido múltiples opciones de negociación” (véase la carta completa en https://www.facebook.com/photo.php?fbid=197758440255019&set=a.1014448432...). Entre otras cosas, los firmantes se preguntan qué pensarían Frida Kahlo y Diego Rivera de esta situación donde “se impuso el valor del dinero sobre el arte”. Cuando se le cuestionó a Philips, escribe Peláez, por qué se notificó la decisión con tanta premura, contestó “porque soy un hombre de negocios, y no me gusta dar cuentas de lo que hago”. Cirko de Mente también confirmó que continuará la misión de mantener un espacio digno para el arte circense en México. Para ello requiere un terreno de 1500 metros cuadrados, con luz y agua, donde pueda realizar sus funciones y talleres. Andrea Peláez y compañía están en plena búsqueda, aprovechando el apoyo evidente de la comunidad intelectual y artística, así como de los vecinos del Anahuacalli. Lo más probable es que pronto consigan su objetivo. Terminemos con un fragmento más de la carta de Cirko de Mente: “Este centro palpitante llamado Karpa de Mente mantiene un amplio y recurrente público, además de una creciente comunidad de artistas, profesores, alumnos y medios de comunicación que participan comprometidamente con el proyecto”. Así continuará, no cabe duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...